6 ideas para dar vida y creatividad a las comidas en la oficina

Comer en la oficina no tiene porqué ser sinónimo de una mala alimentación, con prisas o una solución aburrida. En Ensalandia estamos convencidos que podemos comer de una forma creativa, divertida y utilizando ingredientes naturales para que tus comidas recuperen el aroma y los sabores que te mereces para seguir con energía tu jornada laboral.

Hemos preparado un listado con algunas ideas que puedes aplicar semanalmente si eres de los que suele comer en la oficina:

  • Antes de que comience la semana, planifica con papel y boli qué vas a comer cada día. No tiene por qué ser una norma estricta, pero te inspirarás y organizarás para cocinar tus recetas entre semana. Además, podrás ver con más perspectiva si estás comiendo sano y variado.
  • Uno de los consejos más importantes a tener en cuenta es que depende de cómo sea tu lugar de trabajo puedes llevarte unos alimentos u otros. Es decir, si tienes una nevera, podrás llevar carnes y pescados (siempre bien cocinados) y guardarlos allí. De lo contrario, son alimentos sensibles a la temperatura ambiente y suelen quedarse muy desfavorecidos cuando los recalentamos.
  • El tupper es mucho más que un porta alimentos; no se trata de meter dentro cualquier cosa que tengamos en la nevera. Debemos mirar qué alimentos comemos y cómo los cocinamos para que nos aporten todos los nutrientes que necesitamos.
  • ¡Ojo con las ensaladas! ¿a quién no le apetece comer una ensalada diaria? Lo cierto es que están buenísimas y nos permiten ser muy variados y creativos a la hora de prepararlas. Tienes que tener cuidado porque el aliño debes llevarlo en un recipiente aparte. ¡No te olvides!
  • Trata de no repetir los mismos platos durante la semana si quieres que el comer se convierta en algo placentero y no en una tarea más.
  • Haz que tu menú se componga de diferentes platos para que disfrutes aún más de la comida. Tendrás un menú variado, formado por un primero, un segundo y un postre. Así sentirás que comes tal y como harías en tu casa.

Y si todas estas ideas ya las estás aplicando en tu día a día, prueba a añadir una ensalandia a tus menús y deja que nuestras recetas sorprendan tu paladar.

Fuente: primeriti.es

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *